Search
Close this search box.

Maximiza la potencia probatoria de tus emails promoviendo sus dos versiones digitales .eml y .html

Dr. José Luis Tamayo Rodríguez

Dr. José Luis Tamayo Rodríguez

Abogado venezolano egresado de la Universidad Central de Venezuela en 1981. Doctor en Derecho y profesor de pregrado y postgrado de Derecho penal y procesal penal en la misma Universidad. Exjuez asociado en los Tribunales penales, de primera y segunda instancia, en Caracas. Abogado litigante con cuarenta años de experiencia. Autor de nueve libros. Ponente y expositor en más de cien conferencias a nivel nacional e internacional. Acreedor de numerosos reconocimientos por su actividad académica y profesional

Dr. José Luis Tamayo Rodríguez

Dr. José Luis Tamayo Rodríguez

Abogado venezolano egresado de la Universidad Central de Venezuela en 1981. Doctor en Derecho y profesor de pregrado y postgrado de Derecho penal y procesal penal en la misma Universidad. Exjuez asociado en los Tribunales penales, de primera y segunda instancia, en Caracas. Abogado litigante con cuarenta años de experiencia. Autor de nueve libros. Ponente y expositor en más de cien conferencias a nivel nacional e internacional. Acreedor de numerosos reconocimientos por su actividad académica y profesional

Para acreditar con firmeza y solidez en juicio la eficacia probatoria de un correo electrónico de Gmail, es esencial promover los dos documentos electrónicos del email que la plataforma facilita al usuario. Hoy por hoy resulta anacrónico seguir promoviendo pruebas electrónicas impresas en papel.

El primero es el documento electrónico del correo, descargable en formato .EML. Este es muy similar a su versión impresa pero en digital, y por lo tanto, contiene metadatos.

El segundo es el «Mensaje original» del correo electrónico, descargable en formato .HTML, que contiene toda la información relacionada con su origen, destino y otros datos relevantes.

Ambos documentos electrónicos (en formatos .EML y .HTML) se obtienen mediante la opción “Mostrar original”, accesible desde el menú desplegable en los tres puntos verticales ubicados en la parte superior derecha del texto del correo. La opción “Descargar mensaje” que figura en el mismo menú, también permite descargar el correo en formato .EML.

El “Mensaje original” del correo electrónico (.HTML) puede ser considerado como su «partida de nacimiento» o ADN, ya que, aparte de proporcionar información sobre las direcciones de correo electrónoco del remitente y de los destinatarios principales y los destinatarios en copia del mensaje, la  fecha y hora de envío según el reloj del servidor, y el “asunto” del correo,  incluye otros valiosos datos y metadatos cruciales en la determinación de la autenticidad del correo, tales como:

Identidad del Correo o “Message-ID”: Un identificador único del correo electrónico, alfanumérico, de longitud variable, que incluye letras (A-Z, a-z), números (0-9) y caracteres especiales como puntos, guiones y el símbolo @. Es esencial para rastrear o referenciar el mensaje específico.

Información de enrutamiento: Documenta cada servidor por donde pasó el correo, incluyendo marcas de tiempo, crucial para rastrear la ruta del mensaje y detectar manipulaciones.

Protocolos de Seguridad:

a. DKIM-Signature (DomainKeys Identified Mail): Verifica que el correo no fue alterado en tránsito y autentica al remitente.

b. SPF (Sender Policy Framework): Es un sistema de validación de correo electrónico diseñado para prevenir el envío de correos falsificados desde un dominio específico.

c. DMARC (Domain-based Message Authentication, Reporting, and Conformance): es un protocolo que utiliza tanto SPF como DKIM para determinar la legitimidad de un mensaje de correo electrónico.

Estos tres protocolos de seguridad trabajan conjuntamente para mejorar la autenticidad y la integridad de los correos electrónicos, reduciendo el riesgo de spam y phishing, y ayudando a garantizar que los correos legítimos sean entregados correctamente.

Todo esa información que aporta el “Mensaje original” del correo electrónico, aporta insights valiosos sobre su autenticidad, origen y trayectoria, que son elementos ausentes en la versión impresa.

El «Mensaje original», una vez visualizado en pantalla, se guarda como archivo bajo la descripción automática «Mensajeoriginal.html», tras seleccionar la opción “Guardar como”. Este archivo es una representación visual del correo, incluyendo el formato de texto, enlaces, imágenes incrustadas y la estructura general, replicando cómo se ve en pantalla.

La presentación de estos dos documentos electrónicos en un CD o DVD, junto con sus respectivos códigos hash, que se obtienen luego de aplicarles la función hash seleccionada (v.g.r, SHA256 o MD5),  para certificar su autenticidad e integridad, además de las versiones impresas del correo y de los documentos electrónicos descargados, otorgan al correo electrónico una robustez probatoria que garantiza su admisibilidad y lo protege eficazmente contra posibles impugnaciones.

¿Sabes como “hashear” los documentos electrónicos”? Con mi eBook «Pruebas Electrónicas y Código Hash» podrás aprenderlo en cuestión de minutos, y, además, iniciarte en el estudio de fal fascinante mundo de de las pruebas electrónicas y la evidencias digitales.  Haz clic aquí si deseas adquirirlo en México y otros países. Y clic aquí para Venezuela (transferencias bancarias y Zelle).

También te podría interesar...

Te convertimos de abogado común a abogado digital.